Por Francisco Muñoz | @franciscomunozm

Croacia venció 2-1 a Inglaterra en la prórroga, en el estadio Luzhniki de Moscú y avanzó por primera vez en su historia a una final en un Mundial, etapa donde se medirá ante Francia.

Gracias a una agónica anotación de Mario Mandžukić en el tiempo suplementario, los croatas lograron recuperarse y dar vuelta el resultado, para avanzar a la final de Rusia 2018.

Pese a eso, el encuentro comenzó muy dinámico y favorable para los ingleses, ya que apenas a los cinco minutos del encuentro, Kieran Trippier de tiro libre, sorprendió a Danijel Subašić y colocó la apertura de la cuenta.

Luego de aquella anotación, el cuadro de Gareth Southgate​ mantuvo el control del cotejo con una llegada clara de Harry Kane (30′), quien remató y el balón dio en el vertical. Por su parte, Croacia presionó y llegó, aunque sin peligro y sin inquietar en demasía.

En la segunda mitad, el elenco croata adelantó sus líneas y empezó a llegar, lo que se vio reflejado a los 68′ con el empate conseguido mediante Ivan Perišić, luego de un gran centro de Šime Vrsaljko desde la banda derecha.

El empate le hizo bien al equipo liderado por Luka Modrić, que siguió llegando e incluso pudo lograr la ventaja a través de una volea de Mario Mandžukić (83′) pero el meta Jordan Pickford contuvo de gran manera y finalmente el duelo terminó 1-1, obligando la prórroga.

De esta manera, en el tiempo suplementario, los helvéticos sacaron su mejor repertorio y Mario Mandžukić esta vez logró anotar, tras aparecer en el área, decretando el 2-1 definitivo, que le dio a Croacia el pase por primera vez a una instancia final.

En consecuencia, el equipo dirigido por Zlatko Dalić enfrentará a los franceses el próximo domingo 15 de julio a las 11:00 horas en Moscú nuevamente, en duelo que será la gran final de la Copa del Mundo.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here