Por Equipo Peloteros

100% José Mourinho. Así fue el final del partido entre Juventus y Manchester United, que el equipo del portugués dio vuelta en los minutos finales al más puro estilo del Inter de Milán 2010, cuando comandó a los italianos para ganar la Champions con un juego que fue criticado por los amantes de la posesión y la estética.

Lo cierto es que apelando a todas las críticas que ha sufrido el último tiempo por los malos resultados y principalmente al juego poco vistoso que han desarrollado los diablos rojos, el técnico explotó y apenas se sentenció el triunfo de su equipo se llevó las manos a las orejas, como tratando de escuchar críticas o quién sabe qué. ¿Lo habrá hecho por las pifias que habrá recibido en Turín por estar identificado con el cuadro azul y negro? ¿A quién se lo dedicará?

Porsupuesto el gesto no pasó inadvertido y algunos jugadores del equipo italiano como Paulo Dybala y Giorgio Chiellini se fueron encima de Mou, teniendo que ser calmados por algunos pupilos suyos. ¿Qué hizo el portugués? Ignorarlos, en su estilo. Ácido.

Rato después, en la conferencia de prensa que brindó en el estadio de Juventus, Mou se hizo el loco y dio un llamativo significado a su reacción. “No ofendí a nadie al final del partido, hice un gesto porque quería oír más fuerte. Probablemente no debí haberlo hecho, y con la cabeza en frío no lo habría hecho, pero han insultado mi familia y al Inter que también es mi familia, y reaccioné de esta manera“, dijo.

El gol de Juan Matta al minuto 88 para poner el empate 1-1 luego del golazo de Cristiano Ronaldo a los 65′, marcó el camino para que tras un tiro libre el equipo de Alexis se llevara los tres puntos gracias a un autogol. El balón entró al arco juventino tras tocar en Alex Sandro aunque un cabezazo de Paul Pogbá desencadenó la acción.

Alexis Sánchez tuvo que ir al sacrificio jugando los 79 minutos que estuvo en la cancha en una posición que lo desacomoda bastante (dejó la cancha por Marouane Fellaini). El tocopillano fue el eje de ataque de su equipo ante la ausencia de Romelu Lukaku pero estuvo muy solitario y se dedicó más a tratar de desgastar a la defensa local. Eso sí, el chileno sumó su partido número 50 por Champions League y es el segundo jugador nacional con más encuentros en la oreja tras Arturo Vidal (58).

Crédito: ESPN.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here