Gordon Hayward firmó como refuerzo de los Boston Celtics durante la temporada pasada. Estaba destinado a formar un trío mágico junto a Kyrie Irving y Al Horford, pero sufrió una horrible lesión en su debut oficial en 2017. 

Resultado de imagen para gordon hayward zimbio.com

El diagnóstico fue lapidario: fractura de tibia, tobillo dislocado y un año alejado de las canchas. El alero trabajó duro para recuperarse e hizo su retorno a la NBA en esta temporada, pero su rendimiento fue pobre y terminó perdiendo su puesto de titular.

Sin embargo, el miércoles por la noche Hayward mostró señales de volver a ser el de antes. Anotó 35 puntos, saliendo desde la banca, ante los Minnesota Timberwolves. Sus compañeros no encontraron nada mejor que bañarlo en Gatorade cuando el hombrón daba sus impresiones del partido en la tradicional entrevista televisiva.

Lo peor de todo es que se trataba de la segunda vez que le hacían la misma broma. Hace dos días, después del partido ante Memphis, recibió el mismo baño.

“Esta presentación me da mucha confianza. Realmente le doy el crédito a mis compañeros, me encontraron abierto para anotar…”, alcanzó a decir antes de empaparse.

Revisa las mejores jugadas de la noche mágica de Hayward

Créditos: @ChrisForsberg_ / Boston Celtics.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here