Por Fabián Morales

Durante este sábado, Alexis Sánchez volvió a la titularidad en Manchester United después de casi dos meses, en el duelo ante Reading por la tercera ronda de la FA Cup, disputado en Old Trafford.

En un encuentro que se resolvió en el primer tiempo, fue triunfo de los Diablos Rojos por 2-0 con goles de Juan Mata (22’) y el belga Romelu Lukaku (49’), quien aprovechó un gran pase del atacante nacional para poner el 2-0 definitivo. Se trata de la segunda asistencia consecutiva del tocopillano, quien también entregó un pase gol en la victoria ante Newcastle a mitad de semana (2-0).

En la medianía del segundo tiempo, Sánchez comenzó a sentir molestias en el muslo derecho, por lo que pidió el cambio. En ese momento, se produjo la situación más cómica del encuentro: el delantero se ubicó rápidamente en un asiento de la banca local, sin percatarse que era el puesto del entrenador noruego.

A los pocos segundos, Solskjær le pidió al chileno que se cambiará de asiento, en un amistoso palmoteo, que refleja el trato distinto del nuevo entrenador de los Diablos Rojos en relación con su antecesor, José Mourinho.

Con esta victoria, Manchester United llegó a cinco victorias consecutivas desde la llegada del entrenador nórdico (cuatro por Premier League y la de este sábado por FA Cup). Su próximo encuentro será un desafío importante, ante Tottenham Hotspur en Londres por la Premier League (13 de enero).

Créditos: Manchester United

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here