Por Francisco García

James Harden sigue a paso firme en su búsqueda por su segundo premio al jugador más valioso de la NBA.

Además, el escolta parece dispuesto a abrir un hospital para curar los tobillos rotos de los rivales que intentan marcarlo semana tras semana. En marzo del año pasado su barba tupida plagó las redes sociales luego de un crossover que humilló a Wesley Johnson de Los Angeles Clippers.

Johnson retrocedió intentando cerrarle el camino al aro, pero luego cayó fulminado. Harden lo miró durante un par de segundos y luego clavó un triple.



El crack de Houston Rockets replicó la maniobra el lunes por la noche en el triunfo por 125-113 sobre los Denver Nuggets. Harden recibió la marca de Jamal Murray, lo desestabilizó con sus fintas y finalmente anotó con su rival tirado sobre el parqué.



LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here