Por Fabián Morales

Durante este jueves, Barcelona visitó a Levante por la ida de los octavos de final de la Copa del Rey, apostando a un equipo con varios suplentes y canteranos. En un encuentro para el olvido, los catalanes cayeron por 2-1 ante el conjunto valenciano, dejando tarea para la vuelta que se disputará la próxima semana.

En el conjunto culé, Arturo Vidal fue titular a pesar de que la gran mayoría de los habituales de Ernesto Valverde se quedaron en la banca de suplentes o no fueron convocados. El primer tiempo de Barcelona fue uno de los peores en esta temporada, sufriendo los goles de Erick Cabaco (4’) y Borja Mayoral (18’), y quedando en desventaja posicional en varios pasajes del encuentro.

En el ataque, la falta de un “9” se notó en los culés, quienes desperdiciaron las ocasiones de gol dispuestas en el Ciutat de Valencia. En el segundo tiempo, Barcelona fue aumentando en su capacidad de generar juego, pero sin ser efectivo en el campo rival. Al filo del encuentro, un lanzamiento penal convertido por el brasileño Philippe Coutinho (85’) permitió achicar la distancia y dejar la llave abierta para la vuelta en el Camp Nou.

En las redes sociales, los dardos de los hinchas del Barca apuntaron a la falta de intensidad de varios jugadores como Dembéle, Malcom o el colombiano Murillo, además del nerviosismo de los juveniles como Chumi y Miranda. Sin embargo, el que se salvó fue el volante nacional, quien fue destacado por su capacidad y entrega permanente, a pesar de la adversidad del duelo.

Créditos: Mundo Deportivo / Agenda Levante 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here