Por Fabián Morales / @eltofieschileno

Fue un interesante partido para aquellos que les gusta analizar el fútbol más allá del resultado. Real Madrid fue superior a Barcelona en varios pasajes del encuentro, con un gran juego del brasileño Vinicius Jr. y el lateral Reguilón por la banda izquierda, pero no tuvo efectividad ante el arco del alemán Marc-André ter Stegen y terminó cayendo por 3-0 ante su clásico rival, quedando fuera de la final de la Copa del Rey.

Tras el 1-1 en la semifinal de ida, el duelo disputado en el Estadio Santiago Bernabéu tuvo el protagonismo exclusivo del uruguayo Luis Suárez durante el segundo tiempo. El delantero sudamericano anotó el 1-0 a los 50’ (gran asistencia del francés Ousmane Dembélé), propició el 2-0 a los 69’ (autogol de Raphaël Varane) y convirtió el 3-0 tras picar un lanzamiento penal (73’).

Frente a esta tromba de efectividad visitante, el local quedó sin respuestas y comenzó a mover el banquillo, con miras al próximo duelo ante los catalanes por la Liga, a disputarse este sábado 2 de marzo a las 16.45 hrs.

Respecto al chileno Arturo Vidal, el volante ingresó a los 78’ en reemplazo de Suárez, colocándose como volante por la derecha, apoyando el repliegue y la contención del ataque local en los minutos finales del partido.

Créditos: ESPN

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here