Por Fabián Morales

Durante este sábado, el fútbol mexicano fue testigo de un encuentro que quedará en la historia por lo abultado del marcador, hecho inédito en el registro de los torneos cortos. Pachuca, elenco dirigido por el argentino Martín Palermo, goleó por 9-2 a Veracruz, conjunto que tuvo desde el inicio al chileno Bryan Carrasco.

Veracruz, colista absoluto del Clausura con cuatro puntos, fue un pasadizo a nivel defensivo en el Estadio Hidalgo, situación aprovechada por el equipo del Titán, que anotó mediante Leonardo Ulloa (16’, 25’ y 88’), Franco Jara (28’ y 56’), Victor Guzmán (31’ y 84’), Raúl López (34’) y Edwin Cardona (44’). En tanto, el visitante descontó con los goles de Diego Chávez (40’) y Colin Kazim-Richards (81’).

Mientras que Carrasco jugó los 90 minutos en el derrotado, Ángelo Sagal no se movió del banco de suplentes en el conjunto ganador, situación que refleja la pérdida de protagonismo en los Tuzos.

Tras el encuentro, Palermo señaló que los jugadores de Veracruz les solicitaron que bajaran el ritmo. “Nos pidieron que no hiciéramos más goles. Obviamente es muy difícil estar del otro lado, ponerme del lado del entrenador de Veracruz sabiendo que están descendidos y no saber de su futuro cada uno de los jugadores”, afirmó.

Créditos: ESPN / Yahoo Deportes

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here