Por Equipo Peloteros

Gimnasia y Esgrima de La Plata derrotó por 3-1 a Newell’s Old Boys en la Copa de la Superliga Argentina y terminó canchereando.

Literalmente, porque en una de las últimas jugadas del partido, el delantero venezolano Jan Hurtado se mandó una “cachaña” que casi le costó la vida. Esto porque se metió la pelota entre las piernas para pasarla por sobre un zaguero local, aunque en la jugada siguiente los rivales fueron a encararlo.

Solo la defensa de sus compañeros y la intervención del árbitro del encuentro evitó que todo esto terminara en una agresión, aunque el susto no se lo quitó nadie.

En los arcos, la cuenta la abrió Maxi Rodríguez a los 39 minutos, pero Santiago Silva marcó un doblete a los 60 y 86 de penal, mientras que Gonzalo Piovi había estirado las cifras a los 75 minutos, dejando a su equipo en octavos de final del certamen, tras un global de 3-2.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here