Por Francisco García

Los Phoenix Suns siguen rascándose la cabeza preguntándose por qué escogieron a Josh Jackson en el puesto número 4 del draft de 2017. El alero ha tenido una producción baja durante sus dos años en la NBA y, además, suma varios incidentes fuera de la cancha.

El último lo protagonizó este fin de semana, en el festival de música Rolling Loud celebrado en Miami Gardens. El jugador intentó colarse al sector Vip repetidas veces, pese a que no tenía el pase necesario.

Su insistencia fue tal que tuvo que intervenir la policía. Le pusieron esposas, pero Jackson se arrancó. Como resultado, el alero fue acusado de escapar y resistirse al arresto por lo que tuvo que pagar mil dólares de castigo.

No es la primera de sus acciones inmaduras. Esta temporada, Jackson faltó a una sesión de autógrafos programa por el equipo y también recibió una multa. Esa vez fueron 20 mil dólares.

Revisa las mejores jugadas del fugado Jackson

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here