Por Francisco García

El sexto partido de las finales fue como un puñal para los Golden State Warriors. El cuadro liderado por Steph Curry perdió el título a manos de los Toronto Raptors y, además, sufrieron una nueva lesión: la del escolta Klay Thompson.

El crack ya se había perdido el tercer partido por un problema en su pierna izquierda, pero reapareció para darle chances a los Warriors. Este jueves, en pleno tercer cuarto, Thompson se resintió la rodilla en un intento de clavada.

Klay se retiró del estadio en muletas luego de la derrota y el pronóstico fue el peor: rotura del ligamento cruzado de la rodilla.

El futuro de los Warriors pende de un hilo de cara a la próxima temporada ya que se espera que Thompson regrese a mediados de marzo, mientras que Kevin Durant probablemente se pierda todo el campeonato.

Foto principal: NBA Latam / Twitter

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here