Por Francisco García

Corría el año 2017 cuando Chris Paul pidió ser traspasado desde Los Angeles Clippers a Houston Rockets para jugar junto al crack James Harden. Sus deseos fueron cumplidos, pero dos temporadas más tarde el sueño parece haberse convertido en pesadilla.

Los Rockets fueron eliminados por los Golden State Warriors en la semifinal de conferencia, pese a que su rival perdió a Kevin Durant por lesión. Las cosas empeoraron cuando se filtró la mala onda existente entre las dos figuras de Houston.

“Harden y Paul no han estado en la misma página durante toda la temporada. Pasaron semanas, incluso diría que meses, sin hablarse. La situación se complicó tanto que Harden le dijo a la directiva que eligieran entre él y su compañero. Paul, en tanto, pidió se transferido”, aseguró el periodista Vincent Goodwill.

Daryl Morey, gerente general del equipo, puso paños fríos de inmediato a los rumores. “Los dos son competidores y su objetivo en la vida es ganar el título. Ellos están frustrados, el técnico Mike D’Antoni también. Intentaremos sumar una tercera estrella para dar el último paso al campeonato”, señaló.

Revisa las mejores jugadas de la dupla peleadora

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here