Por Francisco García

Este lunes se realizó la entrega de premios de la NBA y el griego Giannis Antetokounmpo se llevó el galardón más importante: el jugador más valioso de la temporada regular.

El crack de Milwaukee Bucks promedió 27.7 puntos, 12.5 rebotes y 5.9 asistencias, además de meter a su equipo en semifinales de la conferencia del este.

Sus emoción al recibir el premio fue enternecedora. Giannis se lo dedicó a su papá Charles, quien falleció en 2017 luego de sufrir un ataque al corazón. “Quiero agradecérselo a él. Ya saben que no está aquí conmigo, pero hace dos años me fijé ser el mejor jugador de la liga. Cada día que salto a la cancha pienso en mi padre. Eso me motiva y me empuja a jugar duro, incluso si mi cuerpo está adolorido”, dijo entre lágrimas.

También tuvo palabras para sus hermanos Thanasis, Kostas y Alex. “Son mis modelos a seguir”, dijo. “Mi mamá es mi heroína. Ella siempre creyó en nosotros, vio el futuro y siempre estuvo ahí para lo que necesitáramos. Ella es la base de esta familia”, añadió.

Revisa las mejores jugadas del MVP de la NBA

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here