Argentina derrotó por 2-1 a Chile y se llevó el tercer lugar en esta Copa América, ratificando la subida de nivel que tuvo después de la fase de grupos. El encuentro, que exhibió a la Roja en un pobre nivel, estuvo marcado por el incidente entre Lionel Messi y Gary Medel, quienes fueron expulsados en el primer tiempo tras un encontrón.

La Albiceleste golpeó rápido con el tanto de Sergio Agüero (12’), quien aprovechó una rápida asistencia de Lionel Messi para abrir la cuenta. Chile estaba perdido en el Arena Corinthians y la selección trasandina aprovechó la oferta, convirtiendo el 2-0 a los 22’, con una buena definición de Paulo Dybala, quien convirtió su primer gol oficial con la selección.

No obstante, la gran polémica de la jornada llegó a los 37’, cuando Lionel Messi y Gary Medel se encontraron en un saque de fondo para la Roja. Ambos se pechearon, situación que el referí Mario Díaz de Vivar no toleró, mostrando tarjeta roja a ambos. Se trata de la segunda expulsión del argentino en su carrera profesional.

Ambos habían tenido un recordado incidente en la final de la Copa América 2015, cuando Medel golpeó a Messi con una dura patada en el pecho, la cual no fue sancionada con expulsión para el chileno.

Chile, más por orgullo que fútbol, intentó la remontada y llegó al descuento (Arturo Vidal a los 59’ tras un lanzamiento penal), pero fue insuficiente para cambiar al ganador. Argentina se llevó el tercer lugar y una despedida más alegre desde Brasil, mientras que la Roja se va con varios sinsabores y muchas dudas, después de sumar tres derrotas en los últimos cuatro partidos.

Créditos: ESPN

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here