Por Equipo Peloteros

Con casi 5 horas de juego, la final de Wimbledon entre Novak Djokovic (1º) y Roger Federer (2º) tuvo más sorpresas incluso que todas las anteriores disputadas, rememorando esa épica batalla de 2014, en el mismo escenario. El marcador quedó a favor de Djokovic por 7/6-1/6-7/6-4/6 y 13/12.

El partido inició a favor de “Nole” en el primer set, pero rápidamente Roger empató y así se fueron hasta el 4º set, dejando todo para la definición del último, en donde se quebraron de ida y vuelta.

VIDEO | La final de 2014 de la que hablamos

En este duelo eso sí, las cosas fueron un tanto diferentes, porque en la última manga sobrepasaron los niveles y llegaron a estar empatados a 7 juegos cada uno, superando las 4 horas.

Las estadísticas de ESPN mostraron el historial en definiciones a cinco sets, solo contabilizando un Grand Slam.

Y cuando el suizo quebró en el 16º juego de la última manga, mostró “algo” de nerviosismo, cuestión que el serbio aprovechó para volver al juego y forzar el tic-break (primero bajo las nuevas reglas) que le terminó dando su 5º título en el césped inglés.

De paso, con 4 horas y 57 minutos, este partidazo se transformó en la final más larga de la historia del torneo.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here