Por Equipo Peloteros

Mohamed Salah se retiraba en su auto, tras abandonar la sede del club en Liverpool, y fue advertido por un fanático de 11 años, de nombre Louis Fowler, quien corrió tan desaforadamente que chocó con un poste y cayó “a tierra”, incluso por poco quedó inconsciente luego de golpear su nariz.

Inmediatamente por el ruido, el egipcio no solo se preocupó de su estado de salud, bajando del vehículo, sino que se dio el tiempo además para sacarse una foto: el Máximo objetivo de este niño, quien lloraba por el dolor, la emoción y todo lo que pudiesen imaginar. Historia real y verídica, que si no lo hacía con la nariz rota y todo, quizás no hubiese dado la vuelta al mundo. Gesto humano de Mo, que fue tendencia durante esta jornada.

“Gracias por detener tu auto y sacarte una foto con Louis! Él te quiere mucho y el dolor se le fue cuando apenas te vio”, fue el mensaje del padre del niño en Twitter, horas después.

Testigos del hecho, sus padres como hinchas, luego de la situación subieron un tuit de agradecimiento con el egipcio, que hasta la hora se hizo tendencias con mas de 3 mil interacciones durante el mismo domingo.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here