Por Equipo Peloteros

Para llegar al distrito de Hammersmith y Fulham, lugar donde está ubicado Stamford Bridge, la casa del Chelsea, el árbitro FIFA Graham Scott debía pasar por la Autopista M4 para llegar.

El tema es que el alto tráfico de la tarde de este domingo en la capital inglesa le impidió llegar a la hora para entrar a la cancha y debió hacerlo el cuarto juez, quien nunca había dirigido un duelo de Premier.

¿La razón del taco? Un accidente automovilístico ocurrido en Londres.

Entonces, fue el turno de Oliver Langford, quien desde hace dos semanas venía arbitrando en la Championship, pero ahora le tocó hacerlo en las “grandes ligas” y por los puntos, en un encuentro que terminó 1-1 y por suerte -para él- pasó la prueba de fuego en la mejor liga del mundo.

A todo esto, en medio partido llegó Scott, quien suplió a Langford y terminó operando como cuarto juez del duelo.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here