Por Equipo Peloteros

Una noche ingrata fue la que tuvo Charles Aránguiz en Turín, luego de que Juventus goleara por 3-0 al Bayer Leverkusen por Champions.

Ya a los 17 minutos, Gonzalo Higuaín cruzó un remate que nadie vio y salió a celebrar la apertura de la cuenta, para que luego Federico Bernadeschi colocara el 2-0 a los 61 minutos.

Con el duelo controlado en todas las líneas por parte de los dueños de casa, y a falta de 10 minutos para el final, Peter Bosz decidió sacar al Príncipe y mandar a Daley Sinkgraven en su reemplazo, cuando poco se podía hacer.

De esta forma, el elenco del volante chileno deberá esperar hasta el 22 de octubre para viajar hasta la capital de España, cuando enfrente al Atlético Madrid, pero de momento quedó como colista de su grupo.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here