Por Fabián Morales

“Son de la B” fue el grito de los hinchas albos tras el pitazo final, como si fuera la peor de las lápidas para Universidad de Chile, que no pudo mantener la ventaja inicial y cayó por 3-2 ante Colo Colo en una nueva versión del Superclásico. Para mayor satisfacción de la parcialidad alba, Esteban Paredes convirtió el 2-1 parcial, transformándose en el máximo goleador de la Primera División nacional con 216 goles.

La imagen puede contener: 3 personas, personas practicando deporte, estadio y exterior

La U se plantó en el Estadio Monumental con una imagen totalmente diferente, en relación a sus últimas expediciones al recinto albo. Apostando a dominar el mediocampo, complicó al local y abrió la cuenta con un penal de Gonzalo Espinoza (12’), quien aprovechó la infantil falta del argentino Iván Rossi.

Durante el resto del primer tiempo, la U utilizó el nerviosismo del anfitrión para administrar la ventaja, que no sabía como reaccionar ante el planteamiento visitante. Además, Branco Provoste e Iván Rossi mostraban un paupérrimo rendimiento, lo que se reflejaba en una clara fragilidad en la recuperación y generación del juego albo.

En la segunda etapa, la imagen de Colo Colo cambió radicalmente. Mario Salas dispuso el ingreso de Jaime Valdés (en reemplazo de Provoste), lo que incidió en un mayor ordenamiento en el mediocampo local, además de un fortalecimiento de la banda izquierda. Por ese sector llegó el empate parcial de Gabriel Suazo, quien aprovechó un centro de Pablo Mouche (50’).

La imagen puede contener: 2 personas, personas practicando deporte y exterior

Mouche, el jugador mejor evaluado por Sofascore, repitió la fórmula a los 65’, dejando solo a Esteban Paredes, quien definió con un toque ante el portero Fernando de Paul. Como si fuera un designio del destino, el ‘7’ albo encontró la mejor ocasión para romper el histórico récord de Chamaco Valdés e inscribirse en la historia del fútbol nacional.

La imagen puede contener: una o varias personas y exterior

A los 75’, Mario Salas decidió la salida del goleador, quien recibió el aplauso de los hinchas albos. En medio de esa algarabía, Ángelo Henríquez sacó un derechazo notable para anotar el 2-2 parcial, que silenció al Monumental (76’).

Los últimos minutos del partido, donde Colo Colo ya no tenía las mismas fuerzas para atacar, parecían tener escrito el empate, pero un cabezazo agónico de Julio Barroso a los 94’ (tras otra asistencia de Mouche) puso el 3-2 final, que desató la locura de los hinchas albos, mientras que Caputto y compañía solo atinaron a retirarse rápidamente a los camarines, golpeados por la derrota.

Con este resultado, Colo Colo llegó a 39 puntos y se consolidó en la segunda posición del Torneo Nacional, mientras que los azules se hunden en la tabla de posiciones con 21 unidades, ubicándose en zona de descenso.

Créditos: Colo Colo / ESPN

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here