Por Álvaro Donoso

Luego de cuatro rondas, Aaron Gordon (Orlando Magic) y Derrick Jones Jr. (Miami Heat) estaban empatados en la final del concurso de volcadas, enmarcado en el Fin de Semana de las Estrellas de la NBA. Ambos habían logrado un pleno de 50 puntos en todos sus intentos anteriores. En la quinta pasada, Jones y su acrobacia consiguieron un puntaje de 48. En ese escenario, Gordon debía superar esa cifra en la consideración del jurado para quedarse con el preciado título.

Así fue como el hombre de los Magic concretó su último intento con un salto increíble sobre la humanidad del senegalés Tacko Fall (Boston Celtics), de 2,31 mts. de estatura. La reacción del público en el United Center de Chicago fue de asombro y daba a entender que semejante volcada se vería reflejada en una rotunda consagración para Gordon, pero los jueces quisieron otra cosa.

Con un mezquino puntaje de 47 fue evaluada la pirueta de ‘AG00′. Ni el mismo Derrick Jones Jr. parecía dar crédito a que su intento fuese mejor evaluado que el de su rival. Lo cierto es que el representante de Miami se quedó con el trofeo y Gordon se resignó nuevamente a una derrota que ya conoció en 2016, cuando cayó en la misma instancia ante Zach LaVine.

¿Tienes dudas de si acaso fue injusto? La cara de Giannis lo dice todo:

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here