Por Álvaro Donoso 

El pasado domingo, Milwaukee Bucks se convirtió en el primer equipo clasificado a los playoffs de la NBA, sin siquiera jugar, merced a los resultados de dicha jornada en la liga. Específicamente, el triunfo de los Chicago Bulls frente a los Wizards de Washington dejó a este último -noveno en la Conferencia Este- sin chances matemáticas de alcanzar a los del Estado de Wisconsin en la clasificación.

El quinteto comandado en el rectángulo por un soberbio Giannis Antetokounmpo -principal candidato a quedarse con el MVP de la Temporada Regular-, además de instalarse con mucha antelación en la postemporada, lo hizo batiendo el récord que ostentaban los Golden State Warriors, que en la temporada 2016-17 se convirtieron en el equipo que menos partidos necesitó para clasificar a los juegos finales. Los de San Francisco lo consiguieron luego de 58 duelos (49 triunfos y 9 derrotas), mientras que los Bucks requirieron de 56 encuentros (48 triunfos y 8 derrotas).

Los triunfos ante Wizards (137-134) y Toronto Raptors (108-97) dejaron a los dirigidos por Mike Budenholzer con un récord de 50 victorias y ocho derrotas, escapados a ocho juegos de distancia de Toronto, su más cercano perseguidor en el Este.

Créditos: AP News

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here