Por Álvaro Donoso

Luego de meses de especulaciones, este lunes se selló el acuerdo que permitirá tener de vuelta nuestra Primera División a través de la televisión abierta luego de 20 años. Chilevisión transmitirá un duelo por fecha, debutando con el encuentro entre Unión Española y Huachipato, a disputarse este domingo en Santa Laura.

Más allá de este hito, en Peloteros nos preguntamos cuánto ha cambiado nuestro país en ese lapso y, luego del necesario ejercicio de revisionismo, dimos con algunos datos de aquel lejano 2000, que de seguro te dejarán algo nostálgico.

En lo netamente futbolístico, Universidad de Chile conseguía el bicampeonato de la mano de César Vaccia. Los azules aventajaron por 9 puntos a Cobreloa y contaron con un encendido Pedro ‘Heidi’ González, quien fue el goleador del torneo con 26 dianas. En la zona baja, Provincial Osorno y Everton perdieron la categoría, en tanto que Unión San Felipe y Rangers consiguieron el ascenso a la División de Honor. En tanto, Deportes Concepción se quedó con la Liguilla Pre-Libertadores, luego de una infartante definición ante la UC en Talca.

La Roja comenzaba a vivir su época más oscura. Después del histórico triunfo por 3-0 ante Brasil en el camino a Corea & Japón 2002, el ciclo de Nelson Acosta llegó a su fin, luego de sendas derrotas ante Colombia y Argentina en el Nacional, además del traspié contra Ecuador en Quito, finalizando el año en el séptimo lugar de las Eliminatorias. Eso sí, lo peor estaba por venir.

En enero del 2000, el centro de la capital se revolucionó por completo con la sorpresiva instalación de la ‘Casa de Vidrio’, intervención artística en plena esquina de Moneda y Bandera, que tuvo como protagonista a la entonces estudiante de teatro Daniella Tobar, causando gran revuelo en un Chile muy conservador y, por sobre todo, extremadamente voyerista.

En abril de ese año, se vivió uno de los momentos más vergonzosos en la historia de nuestro deporte, cuando en el entonces Estadio Techado del Parque O’Higgins -hoy Movistar Arena-, Chile y Argentina se enfrentaron por Copa Davis. El tristemente célebre episodio de los ‘sillazos’ en el match entre Nicolás Massú y Mariano Zabaleta dejó a Chile sin ser local hasta 2004. El triunfo por secretaría en la serie, ante el retiro de los trasandinos, fue una mera anécdota al final.

En la TV, aparte de nuestro fútbol, el público se volcó a ver una de las teleseries locales más recordadas de la época: Romané. La historia gitana ambientada en Mejillones se impuso con Claudia Di Girolamo y Francisco Reyes -dupla ícono de aquel entonces- a Sabor a Ti de Canal 13, protagonizada por Carolina Fadic, Luciano Cruz-Coke y Álvaro Escobar. En el segundo semestre y ante la crisis de su área dramática, el otrora canal católico contraatacó con “Yo Soy Betty, La Fea”, producción colombiana que fue sensación y terminó relegando a Santo Ladrón, de la estación pública, al segundo lugar en la guerra de las teleseries.

Por último, en las radios resonaba el pop de Supernova y Glup! con singles que quedaron para siempre en el inconsciente colectivo de los chilenos. La Ley volvía a la carga con su exitoso disco ‘Uno’, que les valió ganar el Grammy a mejor álbum de rock latino. Por su parte, Los Prisioneros se acercaban a su histórica reunión del 2001 y permanecían en las estanterías con el lanzamiento de ‘El Caset Pirata’, disco que recopiló registros en vivo de la primera etapa de la agrupación sanmiguelina.

Créditos: TVN

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here