Por Génesis Gómez Breguel

No pudo dormir la noche anterior. Estaba intranquilo, ansioso, eufórico, todo a la misma  vez. Le sudaban las manos y su único pensamiento era el partido. Cerraba los ojos intentando conciliar el sueño, pero solo lograba imaginar un Arena Do Gremio repleto de torcedores alentando y cantando todos con una misma voz. Imaginaba distintos escenarios, pero nunca pensó lo que estaría por venir.

Le había costado mucho esfuerzo conseguir una entrada, pero lo logró y pese a que su viejo era hincha del Inter de Porto Alegre, eso nunca lo alejó del “tricolor gaucho”. Desde niño se escapaba para ver a Gremio fuera donde fuera, era su más grande amor.

Había presenciado muchos clásicos, guardaba los tickets de las entradas como trofeos. Pero este no era un clásico más, era histórico. Era la primera vez que Gremio e Inter de Porto Alegre se enfrentaban por Copa Libertadores. Era el primer Grenal en el torneo más importante de América.

Resultado de imagen para inter gremio libertadoresPese que aún no se recuperaba del todo de la semifinal perdida contra Flamengo el año pasado, sus esperanzas seguían intactas como el primer día. Se puso su camiseta lleno de entusiasmo. Tomó el lienzo que había escrito y ya en los alrededores del Estadio, estaba empapado de emoción por los gritos de otros hinchas, a quienes sentía como amigos de la vida.  El Estadio estaba teñido de azul y negro en su totalidad, sesenta mil torcedores. El ambiente era de fiesta, de alegría, era importante hacer respetar la localía. “Vamos Grêmio tu és copeiro” se escuchaba en las gradas, mientras cantaban a todo pulmón.

Iniciado el encuentro, Gremio salió a presionar los primeros minutos, pero no llegaban los goles. Inter comenzó a posicionarse mejor y a tomar el control del juego, lo que hizo que varias veces se sobresaltara al creer que batían la portería de Vanderlei. Otras veces se llevaba las manos a la cara, pensando en cómo desperdiciaban la oportunidad de ponerse arriba en el marcador. Daba igual al final, seguía cantando cada vez con más fuerza, hasta que acabó la primera parte.

Resultado de imagen para inter gremio libertadores

Ya iniciada la segunda mitad, comenzó nuevamente a saltar entre la multitud. A veces se detenía a mirar algunas jugadas con más atención y gritaba instrucciones al aire. Veía que Inter colectivamente estaba siendo más y eso le preocupaba. Estaba intranquilo, pero luego todo se disipaba entre su cántico unido a los demás torcedores.

Quedaba poco para que acabara el friccionado, pero entretenido encuentro. Hasta que llegó el cobro de un córner, que desató la furia de los jugadores de ambos equipos. Al principio pensó que no duraría mucho, pero después se dio cuenta de que cada vez más jugadores se involucraban y lanzaban golpes. Miró hacia la banca de suplentes mientras otros corrían a invadir la cancha. Todo se había salido de control y así fue como luego de una batalla campal terminaron viendo la cartulina roja ocho jugadores. Cuatro de cada equipo, cuatro de su Gremio.

Resultado de imagen para inter gremio libertadores

No lo podía creer, el clásico quedaría en la historia, pero de una mala forma. No era lo que había imaginado. Pero estaba seguro de algo, vendrían más clásicos, clásicos mejores, sin violencia, con más fútbol y con un triunfo de Gremio.

Créditos: Bit Bol / Mendoza Post

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here