Por Álvaro Donoso | @Shaqdonoso

Es una de esas figuras que creemos que son eternas, aunque durante los últimos días hizo pasar un susto a todos sus fanáticos. Charly García permanece internado desde el sábado en Buenos Aires, a causa de un cuadro febril y síntomas respiratorios. Pese a ello, el test Covid-19 arrojó negativo para el astro de la música argentina, quien deberá permanecer en el centro asistencial por algunos días más, para completar su tratamiento con antibióticos, según se informó en un comunicado de prensa.

Si bien el nombre de García ha resonado por décadas a lo largo y ancho del continente, gracias a los grandes discos que ha entregado, Charly también tiene un lado futbolero para nada despreciable, el cual guarda, por cierto, algunos memorables hitos.

El hombre tras “Los Dinosaurios” es un confeso hincha de River Plate aunque ha reconocido que, en sus primeros años de vida, fue de ir a la cancha de San Lorenzo a ver al Ciclón junto a su madre. Sutilezas aparte, García fue homenajeado en el Estadio Monumental de Núñez en 2009, en la previa de un superclásico del fútbol argentino. Ahí recibió la camiseta del cuadro de la banda sangre autografiada por todo el plantel. “Me llevo bien con el fútbol pero mis piernas no. Me gusta mucho mirarlo, entiendo bastante y tengo una desgracia… soy de River. Viví el descenso como el Tano Pasman”, declaró en noviembre de 2011 a Radio Cooperativa de su país.

Más recientemente, en enero de 2019, Charly asistió a un partido de pretemporada de los millonarios en Punta del Este, ante Nacional de Montevideo. En dicho encuentro se le vio acompañado por el exfutbolista Juan Pablo Sorín. También durante el año pasado, el propio Juampi fue responsable de un encuentro histórico entre el hombre del bigote bicolor y otra leyenda del cancionero latinoamericano: Caetano Veloso.

Otro episodio que vincula a Charly con el deporte del balón tuvo lugar en septiembre de 1980, cuando su banda Serú Girán hizo un recital en el Estadio Obras Sanitarias junto a Spinetta Jade. Por esos días, se armó un picado entre ambas agrupaciones, el cual quedó inmortalizado en una popular fotografía capturada por David Lebón, donde se puede ver presuntamente a Charly yendo por el esférico, seguido de cerca por Luis Alberto Spinetta, otro reconocido hincha millonario. Lo cierto es que el melenudo que va tras el balón no es García, sino que un técnico, según aseguró el sonidista Gustavo Gauvry, quien publicó el registro.

La mítica foto del picadito entre Serú Girán y Spinetta Jade.

Más allá de su afición por River Plate, el responsable de “Piano Bar” no ha ocultado su idolatría por Diego Armando Maradona: “Me recopa porque es argentino como yo. Pelé era un atleta. No como el reventado este de Diego que se entrenaba tomando whisky y entraba a la cancha y metía 300 goles. Un Maradona aparece cada 50.000 años”, declaró en 2017 al diario deportivo Olé. En 1995, Charly y el 10 se reunieron para ver el partido donde el Pelusa volvió a vestir la camiseta de Boca Juniors.

Por si fuera poco, García también supo dar un simbólico puntapié inicial en el partido de la Recopa Sudamericana 2004, entre Boca Juniors y Cienciano de Perú. El público que asistió ese 7 de septiembre al Estadio Lockhart de Fort Lauderdale fue testigo del inédito momento, en la previa de un encuentro que terminó con victoria del elenco cusqueño, a través de lanzamientos penales.

Créditos: El Gráfico / Diario Olé

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here