Por Pablo Canivilo | @pablocanivilo

Está quedando la grande en la liga rusa por culpa del coronavirus. Jugadores de al menos tres equipos han dado positivo por Covid-19, lo que provocó la suspensión de algunos partidos. El club más afectado con este brote del virus es el Rostov, que tiene al menos seis jugadores contagiados.

Dicha institución sufrió una dura goleada en la fecha pasada, ya que al enterarse de estos contagios, debieron presentarse con un equipo juvenil ante FC Sochi. ¿El resultado? Perdieron 10-1 frente a un rival que se opuso a suspender el partido. Pese al hecho, los directivos del Rostov ya informaron a los medios que, de no postergar sus encuentros, volverán a presentarse con juveniles.

Otro de los equipos complicados es el Orenburg, escuadra que también informó de seis casos positivos y cuyo duelo ante FC Krasnodar -programado para este sábado- debió ser postergado.

Finalmente, Dinamo de Moscú, cuadro con tres casos positivos, deberá enfrentarse igual ante su clásico rival, CSKA Moscú. Como es el mismo caso que Rostov, tienen la posibilidad de jugar con algunos juveniles, pero corren el riesgo de ser goleados.

Russia's Football Clubs Losing Almost $2M Every Day - The Moscow Times

Con estos antecedentes, la Federación rusa puede obligar a los clubes a aislarse en sus campos de entrenamiento con el fin de minimizar los riesgos de contagio entre los jugadores. Lo anterior, mientras logran llegar a un acuerdo con las autoridades sanitarias del país para poder cambiar el reglamento.

Créditos: The Moscow Times

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here