Por Álvaro Donoso | @Shaqdonoso

7 de Mayo de 1986.- La Selección Chilena aparece en la cancha del estadio Pinheirão de Curitiba, recinto que recibía a 38 mil espectadores expectantes por el duelo amistoso entre Brasil y nuestra Roja. La escuadra verdeamarelha, dirigida por el mítico Telê Santana, se preparaba para el Mundial de México, al que llegaban como una de las candidatas al título.

En la vereda opuesta, en el Equipo de Todos reinaba la improvisación. Luis Ibarra, director técnico que preparaba a la Roja Sub-20 que sería local al año siguiente en el Mundial de la categoría, debía hacerse cargo de los mayores luego del alejamiento de Pedro Morales, quien dejó el cargo tras la eliminación ante Paraguay en las clasificatorias rumbo a la cita planetaria del país azteca.

Con este escenario, en el once inicial figuraba un experimentado defensor que debutaba con el cuadro nacional. Hablamos de Manuel Pellegrini, uno de los mejores entrenadores chilenos a lo largo de la historia, quien era definido como un jugador “limitado, pero esforzado” por aquellos que siguieron su carrera futbolística. El ingeniero, entonces de 32 años, defendió durante trece años la casaca de Universidad de Chile, club en el que sellaría también su retiro.

También por entonces, la Roja comenzaba a mirar de reojo la Copa América que se disputaría al año siguiente en Argentina, y alineaba a algunos nombres que luego serían nominados al certamen continental. El capitán Roberto “Cóndor” Rojas, Patricio Reyes, Jaime Vera, Ivo Basay, Fernando Astengo y Jaime Pizarro, entre otros, sumaban minutos en una escuadra que buscaba renovación.

Era tan escaso el interés que generaba el encuentro en nuestro país, que ni siquiera llegó a ser televisado en territorio nacional. El único registro que existe es la transmisión de la TV local, que fue testigo de la corrida por el sector izquierdo de Mariano Puyol, quien remató cruzado con pierna zurda para batir al golero Carlos y marcar la apertura de la cuenta (28’).

Pudo haber sido un triunfo tan histórico como inesperado para el equipo de Ibarra, pero esa ilusión se derrumbaría con el postrero gol de Casagrande al minuto 85, que sentenció el empate definitivo del cotejo.

En las semanas siguientes, Brasil quedaría fuera en los cuartos de final de México ‘86, tras caer por penales ante la Francia de Platini. Chile, en tanto, sería finalista de la Copa América 1987, donde se dio el lujo de golear a la propia Canarinha por 4-0 en Córdoba. Manuel Pellegrini, por su parte, fue comentarista del Mundial para TVN y dejaría la actividad profesional a fines del mismo año. Esa tarde de mayo en Curitiba fue su debut y despedida de la Selección.

Registro con el partido completo 

Brasil (1): Carlos; Leandro (72’ Édson Boaro), Oscar, Edinho, Júnior; Elzo (63’ Alemão), Falcão, Zico (46’ Sócrates); Müller (58’ Casagrande), Careca, Dirceu. DT: Telê Santana.

Chile (1): Roberto Rojas; Rubén Espinoza, Manuel Araya, Manuel Pellegrini, Patricio Reyes; Luis Valenzuela, Jaime Vera (78’ Jaime Pizarro), Juan Soto; Ivo Basay, Marco Antonio Figueroa (76’ Fernando Astengo), Mariano Puyol. DT: Luis Ibarra.

Goles: 28’ Mariano Puyol (0-1); 85’ Casagrande (1-1)

Créditos: Partidos de la Roja

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí