Por Equipo Peloteros

Si bien sólo jugó algunos minutos (ingresó a los 81′), muchos de los dardos en las redes sociales por el empate de Barcelona ante Celta en Balaídos (2-2) apuntaron al francés Antoine Griezmann, quien sigue lejos de su mejor versión, aquella que enamoró al fútbol mundial.

El galo, relegado a la banca por Quique Setién, ingresó a la cancha cuando el cuadro culé ganaba por 2-1 (doblete de Luis Suárez, descuento de Fedor Smolov). Cuando faltaban tres minutos para cumplir el tiempo reglamentario, una falta a la entrada del área visitante generaba preocupación en los hinchas que seguían el match en la Ciudad Condal.

El 'Pistolero' vuelve a disparar: Doblete balsámico de Luis Suárez

Un temor que tenía fundamento, ya que la zurda de Iago Aspas prometía hacer daño. Ese miedo se corroboró a los 88′ con el empate parcial, tras un disparo que burló a la barrera culé y dejó parado al blondo Ter Stegen. A partir de este punto, llegan las críticas hacia el campeón del mundo con Francia.

La feble reacción del atacante, quien se dio vuelta ante el disparo de Aspas, no evitó que el balón fuera en dirección al arco y decretara un empate que deja vía libre a Real Madrid para ser puntero en solitario de La Liga, en caso de ganar este domingo.

Otros también responsabilizan al arquero alemán, por su error en la colocación de la barrera.

Respecto al partido de Arturo Vidal, el volante nuevamente fue titular y jugó todo el encuentro, pero no exhibió su mejor versión, al igual que buena parte de sus compañeros.

Créditos: SofaScore / Sportscenter / FC Barcelona Noticias

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here