Por Fabián Morales | @Fabianesfutbol

Era un partido ampliamente esperado, por el regreso del Leeds United a la Premier League tras varios años de ausencia y el enfrentamiento entre Jürgen Klopp y Marcelo Bielsa. Para alegría de los fanáticos, el encuentro jugado en Anfield no decepcionó, derivando en una guerra de goles y que estuvo marcado por la intensidad en ambas áreas. Finalmente, terminó con un 4-3 en favor de Liverpool, que inició su defensa del título con una exigente prueba.

Liverpool 4-3 Leeds - As it happened - Liverpool FC - This Is Anfield

El marcador se movió rápidamente, ya que una mano en el área del Leeds significó el 1-0 de Mohamed Salah desde los doce pasos (4′). Los ‘Reds’ comenzaron con un ritmo intenso y constante, que ahogaba al conjunto recién ascendido a la máxima categoría del fútbol inglés. No obstante, el visitante fue tomando fuerzas y alcanzó el 1-1 a los 12′, después una notable jugada personal de Jack Harrison, que logró internarse en la línea defensiva del local y derrotar al brasileño Alisson.

Liverpool continuó con su habitual vehemencia y logró el 2-1 (20′), mediante el holandés Virgil van Dijk, quien superó la resistencia del joven Illan Meslier. El dueño de casa era superior en llegadas, pero este Leeds es un guerrero que no se da por vencido y consiguió nuevamente la igualdad, tras la aparición de Patrick Bamford. El delantero, a veces criticado por su falta de efectividad, sacó provecho a un error de Van Dijk y convirtió el 2-2 (30′).

En ese golpe por golpe, el conjunto ‘red’ se colocó nuevamente en ventaja, con un remate ajustado de Salah (33′), quien se vio bastante activo en Anfield. Con un emocionante 3-2 en favor del anfitrión, se fueron al entretiempo.

En el complemento, el ritmo cesó en cierto grado, debido al esfuerzo realizado durante la primera etapa, pero las llegadas siguieron sucediéndose. Ambos entrenadores no querían ceder el control del balón, para permitir la construcción de las jugadas. Esa movilidad en la cancha -con jugadores sin una posición fija- entregó un panorama dinámico y que no dejaba a nadie tranquilo.

Imagen

En ese contexto, Mateusz Klich apareció en medio del área local y convirtió el 3-3 (66′), provocando la alegría de sus compañeros, que veían cada vez más cerca un resultado positivo en el histórico recinto británico.

Imagen

No obstante, en uno de los tantos tiros de esquina que dispuso Liverpool, el ingresado Rodrigo Moreno cometió una falta penal, que Mohamed Salah cambió por gol (88′). Triplete del egipcio, que comenzó en llamas la Premier.

Pitazo final de Michael Oliver, en un duelo que entrega enormes aprendizajes para el equipo del ‘Loco’, quien seguramente ya piensa en todos los aspectos a mejorar. Lo importante es que empezó la “Premier Leeds” y en Peloteros tendremos todos los detalles.

Créditos: ESPN / Olé

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here