Por Sebastián Lara | @sebarsinso

El debate está encendido en Francia, tras el duelo disputado este domingo entre PSG y Olympique de Marsella, por la jornada 3 de la Ligue 1.

El cuadro de André Villas-Boas derrotó después de nueve años al Paris Saint-Germain, con solitaria anotación de Florian Thauvin (31’). Sin embargo, el resultado quedó en el olvido al final, ya que el match terminó con cinco expulsados y una controversia que está lejos de terminar, y que tuvo este lunes a Dimitri Payet como uno de sus protagonistas.

Escandaloso clásico de Francia! Marsella derrotó al PSG en un partido que terminó con ¡cinco expulsados! - El Intra Sports

Cuando se jugaba el minuto 36 en el Parc des Princes, el partido se detuvo por una agitada discusión entre Neymar y el defensor Álvaro González, en la que el ex Barcelona increpó al español señalándole que con el “¡racismo no!”. El zaguero se defendió, replicando “hijo de puta se puede decir ¿no?”.

De la cancha a Twitter: Neymar y Álvaro González siguieron el duelo de acusaciones en las redes, con el racismo en el medio - Clarín

La sangre en el ojo ya estaba derramada y a minutos del final, el astro brasileño le dio un golpe de puño en la parte posterior de la cabeza a González, lo que le valió la expulsión tras la revisión del VAR. El número 10 del cuadro parisino abandonó el terreno de juego acusando insultos racistas por parte del central ibérico.

“Ahora coged el VAR y mirad, porque es un racista. ¡Porque era un racista! ¡Por eso le pegué!”, indicó Neymar al cuarto árbitro, mientras se retiraba de la cancha.

El altercado no se detuvo ahí y se extendió a las redes sociales, donde ambos protagonistas hicieron sus descargos. A través de su cuenta de Twitter, Neymar escribió: “VAR captar mi ‘agresión’ es fácil… ahora quiero ver la imagen del racista llamándome ‘MONO HIJO DE PUTA’”.

González, quien ya había protagonizado un escándalo de similares características cuando jugando por Espanyol en 2016 tachó de “bajito” a Lionel Messi en pleno partido, respondió a las palabras del brasileño. “No existe lugar para el racismo. Carrera limpia y con muchos compañeros y amigos en el día a día. A veces hay que aprender a perder y asumirlo en el campo”, escribió en la red social del pajarito, con una foto en compañía de los miembros afrodescendientes del plantel.

Como si esto fuera poco, Dimitri Payet, compañero del defensor en Marsella, encendió nuevamente la polémica, al publicar en su cuenta de Instagram una foto del plantel del OM, en la que González sostiene a un perro con la cara de Neymar llorando. “En una banda organizada. Esto no es la capital, es Marsella bb”, tituló el volante en la publicación.

Créditos: Clarín / Instagram / El Intra

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here