Por Felipe Rojas | @FRojasDavidson

El empate 1-1 que protagonizaron Pachuca y Monterrey la noche de este lunes en la décima fecha del Apertura mexicano tuvo como buenos valores a los chilenos Víctor Dávila y Sebastián Vegas por cada lado. El nacido en Iquique volvió a ser uno de los jugadores con mejor rendimiento en el cuadro de los Tuzos, mientras que el formado en Audax Italiano marcó su primer gol con la camiseta de los Rayados.

Ambos futbolistas fueron titulares con sus respectivos equipos y jugaron durante todo el compromiso. Vegas actuó como tercer central en la línea de 5, del equipo dirigido por Antonio Mohamed y gracias a él, llegó el primer gol del partido.

A los 8 minutos de juego, un centro cruzado desde la derecha por parte de Carlos Rodríguez encontró la aparición del zurdo por el segundo palo, definiendo con una sutil volea ante la nula reacción del portero Óscar Ustari.

Con la ventaja en el marcador, el rendimiento del ex Morelia fue en alza. Su manejo de los tiempos en la línea defensiva le permitió cubrir las falencias que mostraron Miguel Layún y Stefan Medina, sus compañeros en la zaga. Además, contuvo de buena forma los intentos en ataque de Leonardo Javier Ramos y Erick Sánchez, llegando a ganar cinco de ocho duelos en el suelo y logrando cuatro intercepciones exitosas.

Aquel cometido le valió al defensor nacional ser elegido el mejor jugador de la cancha en su equipo. Incluso, Sofascore le otorgó una puntuación de 7.6, registrando así una de sus mejores actuaciones desde su llegada al conjunto donde brillara hace algunos años Chupete Suazo.

Por contraparte, lo de Dávila en Pachuca fue bastante vistoso. Comenzó jugando como un 9 falso, teniendo la libertad de moverse por el frente del ataque y así desbaratar las marcas de Layún y Medina en el rival. También trató de asociarse bastante cerca del área contraria, llegando a completar 58 pases precisos en el terreno de juego (un 89.2%).

Con el ingreso de Ismael Sosa en la segunda mitad, el ex Huachipato debió retrasarse como media punta y desde ahí pudo de igual manera sostener su rendimiento. Animándose a encarar constantemente y patear al arco de Hugo González, terminó siendo un factor de peligro, como lo ha venido siendo en las últimas fechas del fútbol mexicano.

Antes del empate de Pachuca -en el complemento del cotejo-, marcó bastante el trámite las expulsiones del marfileño Aké Arnaud Loba (Monterrey) y de Rodrigo Salinas en el local. Los pupilos de Paulo Pezzolano se vieron mejores parados que su rival con 10 hombres en cancha, facilitando incluso las transiciones en velocidad que orquestaron para atacar.

Fue entonces a los 84’, que a Pachuca se le vería recompensada su insistencia por anotar la igualdad. Un contragolpe bastante dinámico localizó a un oportuno Chuco Sosa, quien remató al arco tras un rebote dado por González y decretó la paridad final en las cifras.

Con el empate, Monterrey quedó en la séptima ubicación del Guardianes 2020 con 14 puntos, mientras que Pachuca alcanzó el quinto puesto al sumar 15 unidades.

INSTAGRAM | Síguenos y entérate de todas las novedades del deporte mundial

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here