Por Felipe Rojas | @FrojasDavidson

El futbolista egipcio Essam El-Hadary anunció durante las últimas horas su retiro del fútbol profesional. Hasta ahora, parece ser un anuncio como cualquier otro, pero la verdad es que este caso en específico llama la atención por algo puntual, y es que el portero colgó los guantes de manera definitiva a sus 47 años de edad.

Conocido como el Buffón africano, El-Hadary tuvo su debut en el Damietta Club de su país, donde se mantuvo por tres temporadas. Sus buenas actuaciones le permitieron dar el salto de calidad al Al-Ahly egipcio, uno de los clubes más importantes y laureados del continente. Junto a El Nacional, disputó un total de 235 partidos entre 1996 y 2008, recibiendo 148 goles y terminando con la valla invicta en 157 encuentros.

Essam El Hadary, el arquero que busca batir el récord mundialista de Faryd Mondragón | EL ESPECTADOR

Además, su estadía con el conjunto de los Diablos Rojos del Cairo le permitió nutrir su palmarés con 26 títulos: 9 ligas de Egipto, 4 copas y 3 Supercopas locales; 4 Ligas de Campeones de la CAF, 4 Supercopas africanas y 2 Supercopas árabes. Este registro le dio una notoriedad importante fuera de África, siendo incorporado por el FC Sion suizo en 2008.

Su paso por el país helvético no fue para nada discreto. Pudo hacerse con el puesto de titular en los Sedunois Valaisans, escuadra con la que jugó 37 partidos, recibiendo 57 anotaciones y dejando la portería imbatida en 8 ocasiones. En cuanto a títulos, logró levantar la Copa de Suiza en 2009, lo que marcaría su salida en busca de nuevos rumbos.

Tras aquel fugaz periplo por Europa, El-Hadary volvió a su natal Egipto para militar en cinco clubes distintos, pasando entremedio por el Al Merreikh Omdurmán de Sudán (2011-13) y el Al-Taawoun FC de Arabia Saudita (2017-2018). A la fecha se encontraba sin club, siendo el Nogoom FC la última camiseta que defendió, en 2019.

En cuanto a su selección, Essam exhibe un interesante repertorio. El guardameta disputó todos los partidos de la Copa Confederaciones en 1999 y 2009. En el caso de la Copa Africana de Naciones, estuvo presente en cinco ediciones (2002, 2006, 2008, 2010 y 2017), levantando el trofeo en tres oportunidades junto a Los Faraones.

Defendiendo a su país, también lo vimos de cerca en Chile. El-Hadary fue el titular en el amistoso que enfrentó a Egipto y La Roja en el Estadio Nacional, en mayo de 2014. Dicho encuentro favoreció al combinado nacional por 3-2, gracias al gol de Marcelo Díaz y un doblete de Eduardo Vargas.

Otro de los hitos importantes que tuvo Aladdín fue alzarse hasta el día de hoy como el jugador más longevo en disputar una Copa del Mundo, al participar del último duelo de la fase de grupos en Rusia 2018 ante Arabia Saudita, logro con el que desplazó al también arquero Faryd Mondragón, que había hecho lo propio con la Selección Colombia en Brasil 2014.

De esta manera, pone fin a su carrera un emblema del fútbol africano y sobre todo egipcio, dejando una tarea casi imposible para algún compatriota que quiera llegar a emular todo lo que entregó a la camiseta de Los Chicos del Nilo, además de quedar en la historia del Al-Ahly con las exitosas campañas que ahí completó.

Créditos: El Espectador

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí