Por Felipe Rojas | @FRojasDavidson

El fútbol europeo está viviendo un verdadero terremoto. La guerra interna entre la UEFA y algunos de los más importantes clubes del Viejo Continente, liderados por Real Madrid, han generado una buena cantidad de coletazos desde el fin de semana. Todo esto, debido al nacimiento de la Superliga Europea.

La creación de este nuevo campeonato por parte de 12 importantes clubes (seis de la Premier League, tres de la Liga Española y otros tres de la Serie A), despertó la alarma del organismo que preside el esloveno Aleksander Čeferin, y también de la propia FIFA.

A modo de advertencia, es que los dos entes que regulan tanto el fútbol de Europa como el del mundo, en conjunto con las federaciones y ligas de Italia, Inglaterra y España, han amenazado a los fundadores de la European Super League con que, si no echan pie atrás a su decisión, no podrán jugar alguna competición a nivel nacional o mundial.

“Agradecemos a los clubes de otros países, especialmente a los franceses y alemanes, que se hayan negado a implicarse. Hacemos un llamamiento a todos los amantes del fútbol, a los aficionados y a los políticos para que se unan a nosotros en la lucha contra este proyecto si sigue adelante. Este persistente interés propio de unos pocos lleva ya demasiado tiempo. Ya está bueno”, expresó UEFA en un comunicado.

Galería Fotográfica | Agencia Peruana de Noticias Andina | ANDINA

Todo este panorama no quedó exento de reacciones, desde autoridades desde el mismo deporte hasta connotados miembros de la política a nivel mundial.

El presidente de La Liga, Javier Tebas, escribió en sus redes sociales, que “al fin van a salir del ‘bar de las cinco de la mañana’, de la ‘clandestinidad’, los ‘gurús’ de la Superliga de “powerpoint”, embriagados de egoísmo e insolidaridad”. Después, lanzó sus dardos en contra de Florentino Pérez, presidente de Real Madrid.

Otra opinión que causó bastante apoyo fue la del histórico futbolista de Manchester United, Gary Neville, acerca de la iniciativa de la que incluso tomaron parte los Diablos Rojos. En su rol de comentarista de la cadena Sky Sports, el legendario lateral derecho señaló que “es un crimen contra los hinchas del fútbol de este país”.

“Manchester United y el resto de los seis grandes clubes que se han apuntado deberían estar avergonzados de sí mismos”, remarcó el mundialista con la selección inglesa.

También quiso tomar la palabra Boris Johnson, Primer Ministro del Reino Unido, que en su cuenta de Twitter publicó un claro mensaje. “Los planes de una Superliga europea serían muy perjudiciales para el fútbol de todos, y por eso apoyamos a las autoridades de este deporte en las medidas que tomen”.

Lo propio hizo el presidente de Francia, Emmanuel Macron, que felicitó el hecho de que los elencos de la Ligue 1 se negasen a participar del proyecto en cuestión. “El Estado francés apoyará las medidas que se adopten para proteger la integridad de las competiciones federadas, sean nacionales o europeas”, apuntó en un comunicado.

Finalmente, Gianni Infantino, presidente de la FIFA, habló este martes sobre el proyecto, siendo claro en la postura del organismo rector del fútbol mundial. “En la FIFA no podemos sino oponernos con fuerza a la creación de una Superliga que es un negocio cerrado; que supone una escisión de las instituciones actuales, de las ligas, de las federaciones, de la UEFA y de la FIFA; algo que está fuera del sistema. No cabe la menor duda sobre la disconformidad de la FIFA al respecto”, aseguró el dirigente, además de afirmar que los clubes participantes de esta nueva competencia deberán afrontar las consecuencias de sus acciones.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí