Por Samuel Ferreiro | @samuelferreiro

Los playoffs de la NBA volvieron con todo y también regresó el público a los estadios, aunque con aforo limitado. La efervescencia se ha sentido desde el inicio de los partidos de primera ronda y a más de un fanático se le ha pasado la mano con los jugadores rivales.

El Utah Jazz, por ejemplo, decidió prohibirle el ingreso a los tres hinchas que insultaron a Tee Morant, el papá de Ja Morant, base de Memphis Grizzlies. “Cruzaron la línea, fue muy irrespetuoso”, dijo el progenitor del crack luego del maltrato de los fanáticos locales.

En la serie entre Philadelphia 76ers y Washington Wizards también hubo polémicas. El último cuarto del juego 2, un hincha tuvo la genial idea de tirarle sus palomitas a Russell Westbrook cuando caminaba por el túnel hacia el camarín. Y al parecer Wesbtrook quedó con hambre porque tenía ganas de comerse al insolente hincha.

Los Sixers también castigaron al inadaptado con la prohibición de entrar al estadio, pero Westbrook de todas formas hizo un llamado a proteger a los jugadores. “Esto se está yendo de las manos. Los hinchas hacen lo que quieren. Si un tipo llega y me tira palomitas en la cabeza en la calle la historia habría terminado de otra manera. Hay que empezar a cuidar a los jugadores”, dijo.

Revisa lo mejor de Westbrook esta temporada

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí