Por Óscar Buch | @elpipadelagente

El Fútbol Club Barcelona quiere volver a ganar todos los títulos posibles y es por ello que espera armar un equipo de ensueño para la temporada 2021-2022. Uno de los jugadores precisamente que anhela a la dirigencia blaugrana es el inglés Raheem Sterling.

Según informa Sport.es, el Barça le sigue los pasos al hombre del Manchester City y el entrenador de los culés, Ronald Koeman, ha dicho que puede ser el compañero ideal para Lionel Messi y el reciente integrado Sergio Agüero.

Todo se ve prometedor hasta que se habla de dinero. Hoy el futbolista de 26 años está tasado en 90 millones de euros y tiene contrato hasta el 2023 con el City, por lo que la negociación será dura para el Barcelona. Otro punto en contra para los catalanes es que la crisis económica del club impide contratar a un jugador por ese monto y tendrían que vender al joven Trincao y Griezmann para hacer caja.

Si no hay plata, entonces, ¿a qué se aferra el Barcelona para poder contratar a Raheem Sterling? Bueno, el conjunto catalán pone todas sus fichas en la relación de amistad entre el presidente del club Joan Laporta y el entrenador del Manchester City, Josep Guardiola.

Joan Laporta y Pep Guardiola, en el Johan Cruyff Golf Memorial de 2017

La situación económica del elenco blaugrana es tan delicada que sólo se aferran a la buena voluntad de Guardiola y a que se desprenda de uno de sus jugadores clave, bajándole el precio de transferencia y pidiéndole que baje sus pretensiones económicas. Algo un poco miserable para uno de los equipos más poderosos del mundo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí