Por Equipo Peloteros

El único partido de la jornada de martes de la Champions League que terminó sin goles fue el que protagonizaron FC Barcelona y Benfica en el Camp Nou.

Sin embargo, la historia pudo ser distinta si no es por el increíble gol que se perdió en los descuentos el delantero de los portugueses, Haris Seferović.

Corría el minuto 93 y en un rápida contra, el uruguayo Darwin Núñez le dio un pase al suizo, quien quedó mano a mano con el portero Marc-André ter Stegen, al cual eludió con un sombrerito y quedó con el arco descubierto para convertir el gol del triunfo y dejar casi sellada la clasificación a los octavos de final.

No obstante, el delantero remató desviado, quedando todos consternados, hasta su entrenador Jorge Jesus, quien no podía creer lo que estaba viendo y se tiró al piso.

Una jugada que dará la vuelta al mundo y que claramente, estará en los recuentos de fin de año.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí